FANDOM


Leviatán (del hebreo לִוְיָתָן, liwyatan, enrollado) es una bestia marina del Antiguo Testamento, a menudo asociada con Satanás, creada por Dios. El término Leviatán ha sido reutilizado en numerosas ocasiones como sinónimo hoy en día de gran monstruo o criatura.
Leviatan
En la religión satanista se dice que Leviatán es uno de los cuatro príncipes del infierno, junto a Satán, Lucifer y Belial. (Según "la biblia satánica" de Anton Szandor Lavey)

El uso de la palabra para describir a cualquier criatura marina ha dado pie incluso a que en la criptozoología crea en su existencia real como una criatura desconocida. En su libro, “En la búsqueda de sobrevivientes prehistóricos”, el criptozoólogo Dr. Karl Shuker considera al Leviatán como un mito inspirado, por lo menos en parte, por avistamientos de un hipotético monstruo marino tipo Mosasaurio.

Bernard Heuvelmans, en su libro “Dans le sillage des monstres marins” consideraba que esta entidad era un tipo de "Ciempiés marino", probablemente comparandolo con el "Skolopendra" Griego.

Tiene el cuerpo con escamas muy juntas, a modo de escudo protector, dientes afilados y forma de reptil, de hecho, es bastante parecido a un dragón sin alas en su aspecto externo. Sus escamas son de color verde esmeralda o turquesa.

Es capaz de expulsar un ácido vaporizado por la boca, pudiendo provocar así quemaduras corrosivas en sus víctimas. Sus ojos están siempre iluminados, como incandescentes.

Otros demonólogos sostienen que Leviatán es, además, un poderoso íncubo especializado en seducir mujeres famosas.

La astrología también se ha ocupado de Leviatán. Algunos astrólogos, de hecho, lo relacionan con el signo de Acuario, con el efebo Ganímedes, y sobre todo con Prometeo, aquel ladrón del fuego que robó los secretos del Olimpo en beneficio de la humanidad.

Acaso la última y más inquietante metáfora relacionada con Leviatán sea aquel libro ciclópeo de Thomas Hobbes, publicado en 1651; cuyas páginas irritaron tanto a los partidarios como a los detractores del absolutismo, debido a que el filósofo inglés fue el primero en insinuar características poco aceptables de la condición humana: la tendencia al sometimiento, a la ciega aceptación del poder y de sus doctrinas, y el perpetuo e inconfesable miedo a la libertad.

CuriosidadesEditar

FuenteEditar

Esta página utiliza contenido de Wikipedia (ver autores) con licencia Creative Commons.