FANDOM


Malum Umbram  Editar

Malum Umbram

La Malum Umbram ,traducida del latín como Sombra Maligna, es una criatura que acecha a la humanidad desde tiempos inmemoriales. 

Es, como dice la traducción, una sombra maligna que roba la energía vital de las personas. Generalmente habita casas vacías o con pocos residentes, pero también se le ha avistado en bosques y cárceles abandonadas. 

Se ven como sombras humanas, por lo general, pero también puede ser vista en su forma natural y amorfa, son sumamente agresivas cuando es descubierta en su forma natural, pero al verse como una sombra humana solo observa a su presa. 

La victima se puede sentir observado, perseguido, cansado (dado que la criatura absorbe su energía vital).El ambiente en el que vive se puede percibir denso, como si costara respirar. 

La criatura pasa largos periodos de tiempo acechando a su victima, cuando la victima desfallece la sombra se vuelve invisible esperando a otra victima... eso cuando esta en forma humana, pero cuando es vista en su forma natural es realmente agresiva y no deja rastro de la persona que la vio, simplemente desaparece.

Historia Editar

Bueno eso es solo un poco de información, ahora va la experiencia de Gerald un mexicano que se enfrentó a una sombra en su estado natural. 

Hace 15 años, cuando Gerald estaba en sus veintes, se fue de la casa de sus padres, lugar en el cual había pasado toda su vida, para vivir solo en un apartamento que desde hacía un tiempo el deseaba, así que con el dinero ahorrado de sus meses de trabajo decidió alquilarlo. Por su adicción a las drogas y vivir con sus padres Gerald no tenía pareja ni muchos amigos. 

En el momento en que entra en su nueva residencia se dio cuenta de lo difícil que era respirar allí, al ser un apartamento obscuro y sin ventanas tomo eso como excusa, colocó sus pocas pertenencias y se fue a trabajar. Volvió a la noche y, cansado, decidió acostarse sin comer, así que fue a la cama y quedó tumbado. Poco mas tarde se despierta con una sensación de sofocación, miro hacia en frente y vio una mancha obscura, tan negra que sobresalía incluso en la negrura de la habitación, estaba allí inmóvil, observándolo, tenia un punto de color bordó en su parte superior, como una especie de ojo. Asustad, decidió encender la luz, pero en el momento en el que se ilumino la habitación, la criatura se abalanzó sobre Gerald, atrapándolo entre sus enormes garras y arrastrándolo hacia su repugnante y amorfo cuerpo. Mientras más se acercaba a la criatura la sensación de sofocación lo invadía más y más.  

Cuando llego a una distancia relativamente cerca la criatura expandió su cuerpo y lanzó a Gerald dentro de ella. Quedó inconsciente en el momento que la sombra lo absorbió. Después de pasar horas Gerald despertó en un lugar muy extraño, parecido a un desierto, sin sol ni variaciones en el terreno, era un lugar totalmente llano .Miró la hora pero al parecer había dejado de funcionar a la 1:00 AM. Gerald decidió caminar un poco en linea recta e investigar donde se encontraba. Pero al mirar el suelo y alrededor se encontró con una inmensa cantidad de huesos y reliquias antiguas. -¿Estoy dentro de la sombra?- se preguntó atónito. Entre las reliquias se encontraba una armadura medieval y una espada, unos abalorios y un habito de monje y un casco y uniforme con una swastika.  

Al parecer la sombra se alimentaba de humanos desde hacía mucho tiempo pero Gerald no tenía intención de ser alimento de nada ni nadie. Entonces en un ataque de pánico se colocó el habito de monje, luego la armadura y el casco y tomó la espada. Quería estar preparado para lo que pudiera suceder.  Entonces la vio, o al menos vio su espalda, la criatura estaba quieta de espaldas, esperando, Gerardo se le acercó con la espada levantada, cuando lanzó el espadazo la sombra desapareció y volvió a aparecer detrás de el, la criatura trató de alcanzar a Gerald con sus garras pero tres sombras blancas salieron de las reliquias que Gerardo llevaba, eran los portadores originales de las reliquias: Un guerrero medieval, un monje tibetano y un soldado Nazi.  

Ellos fueron los únicos que pudieron ver a la criatura en su estado natural, hasta ahora, mientras las sombras blancas distraían a la criatura Gerald aprovechó para apuñalarle con la espada, La criatura se retorció y se abalanzó sobre Gerardo dejándolo inconsciente nuevamente. Despertó en su cama su reloj marcaba las 1:00 AM, parecía no haber ninguna sombra acechándole así que decidió encender la luz, revisó cada rincón de su habitación pero lo único que encontró fue una espada, una armadura, un casco militar y un habito de monje. 

Al parecer la pesadilla había acabado. O tal vez no. Hasta el día de hoy, 15 años después de la pesadilla Gerardo aún se siente observado y todavía porta las marcas en su cuerpo que la criatura le dejó. Gerardo quiso reportar el incidente a la policía pero por su fama de drogadicto nadie le creyó.