FANDOM


2-1413242907

El término orbs (del inglés orb) es el nombre popular dado a anomalías visuales inesperadas que aparecen en fotografías y vídeos. Estas anomalías suelen ser redondas y luminosas, sus causas más habituales son la suciedad en la lente o sensor de la cámara, el efecto retrorreflectorde un flash o de luces en alguna partícula en suspensión (polen, gotas de agua, polvo o insectos) que provoca que la luz reverbere o se refleje provocando aberraciones ópticas.

Quienes argumentan otras alternativas a la hora de explicar lo que las cámaras y videos muestran, sostienen que es cierto que buena parte de las luces que se ven obedecen a esas causas, sin embargo sostienen que esto no siempre sucede en todos los casos. Hay investigadores, como Klaus Heinemann (del departamento de Ciencia de Materiales en la Universidad de Stanford), que afirman lo siguiente:

1) Existen fotografías de orbs en las que algún objeto los tapa parcialmente, lo que descarta la posibilidad de que sean efectos ópticos por partículas en el aire.

2) Las partículas del aire se mueven constantemente. Sin embargo, existen fotografías de orbs tomadas con segundos de diferencia, en las que los orbs mantienen su posición.

3)  Se ha fotografiado orbs en habitaciones especiales de investigación de materiales en las que se eliminan las partículas suspendidas en el aire capaces de causar reflejos.

4) También se obtienen fotografías de orbs con cámaras no digitales, por lo que se descarta que sean debidos a defectos en el procesamiento digital de la imagen.

Los investigadores de este fenómeno sostienen que nuestro rango de visión en muy limitado, ya que no podemos ver, por ejemplo, las frecuencias infrarrojas y ultravioletas, de ahí que necesitemos de instrumentos como las cámaras para captarlos. “Que no podamos ver los orbs no significa que no existan. Hemos podido entender muchos fenómenos físicos gracias a las cámaras térmicas, las cámaras ultrarrápidas, los telescopios, los microscopios, los fotómetros, los polarímetros, los reflectómetros y los refractómetros” sostienen, al tiempo que destacan que “los físicos contemporáneos, que trabajan con la teoría de cuerdas, defienden la existencia de 11 dimensiones, la mayoría de las cuales no podemos captar con nuestros sentidos”.

Para ellos también es importante destacar que “teóricamente si en el lugar hay mucho polvo o suciedad los orbs serían captados en la mayoría de las fotos, sin embargo eso no sucede, ya que en una tirada de varias fotografías seguidas, en unas pueden salir orbs y en otras ninguno”. Además “si solamente se tratara de polvo, polen o gotas los orbs en las fotos tendrían que verse casi siempre muy similares, sin embargo la gama de colores que presentan es muy variada, así como su nivel de luminiscencia y lo que puede verse en su interior”. [1]


Error en la cita: Existen etiquetas <ref>, pero no se encontró una etiqueta <references />