FANDOM


Descarga-2

El wendigo es una criatura mitológica que aparece en las leyendas de los pueblos algonquinos de la costa este y de la región de los Grandes Lagos, en Estados Unidos y Canadá. Se le describe como un ser humanoide de aspecto bestial, al que usualmente se le relaciona con el canibalismo, tema considerado tabú entre los pueblos amerindios de esta parte de América del Norte. El origen del mito podría estar relacionado con historias acerca de casos de canibalismo sucedidos para sobrevivir a los duros inviernos de esta zona del continente.

Es descrito como un ser raquítico, hasta el punto de inanición, su piel esta tensada a lo largo de su cuerpo ajustándose a sus huesos. El color de su tez es similar a las cenizas de la muerte, y sus ojos parecen estar hundidos en sus cuencas, donde deberían estar sus labios ahora solo hay vestigios de piel y sangre, sucio y apestoso el Wendigo tiene ampollas en su piel y exude un olor de descomposición, a muerte y corrupción. Es sabido que el Wendigo es un espíritu que prefiere habitar lugares solitarios, por ello suele esconderse en bosques, lo cual le permite acechar silenciosamente a su presa, nunca esta a la vista y espera el momento indicado para abalanzarse sobre ella. Según la leyenda este ser mitad humano mitad bestia llama a sus víctimas por su nombre, la llamada se asemejaría al embrujo de las sirenas e impulsa a los que la escuchan a adentrarse en el bosque donde las da caza.

Wendigo by camusaltamirano-d681epf
El Wendigo se anuncia en el aire, se presiente como un viento que paraliza la naturaleza durante los meses de invierno. Nunca deja señales de sus ataques, salvo, quizás, sus huellas.

Algunos sostienen que el Wendigo toma de la mano a sus víctimas y que las obliga a correr a la par. Las zancadas, cada vez más espaciadas, denuncian una velocidad anormal para un ser bípedo. Las pisadas humanas pronto se deshacen en la nieve, incapaces de seguirle el paso, hasta que ambas se pierden entre los árboles.

Otros afirman que el fin de ese rastro indica el lugar preciso en donde el Wendigo elevó por los aires a sú víctima, acaso para devorarla en las heladas fronteras del cielo.

Originalmente el Wendigo encarnaba el tabú del canibalismo, hecho que se confirma por los propios pueblos algonquinos, quienes consideraban que todo aquel que probara carne humana, aún en circunstancias de extrema necesidad, tarde o temprano se convertiría en un vehículo del Wendigo.

Este mito, cuya antigüedad sería difícil de calcular, fue adoptado por la psiquiatría. La "psicosis wendigo" (Wendigo Psychosis) es un diagnóstico poco habitual que combina tanto el desorden cultural del canibalismo, es decir, el impulso obsesivo por comer carne humana, incluso la propia, y el miedo a convertirse en víctima de tales obsesiones.

Esta página utiliza contenido de Wikipedia (ver autores) con licencia Creative Commons.


El contenido de esta página a sido recopilada parcial, o totalmente de El espejo gótico